Si su persiana es de plástico o PVC, es posible que con el uso, se deteriore por diversos motivos, como el viento, la lluvia o el granizo, dejándola en mal estado, tanto su estética como su funcionamiento. En cualquier de estos casos, la solución recomendada pasa por cambiar su persiana.

Por otro lado, las persianas de aluminio térmico cuentan con lamas rellenas de espuma de poliuretano, lo que las convierte en un elemento con un alto nivel de aislamiento térmico y acústico. Si tiene una una persiana antigua es recomendable cambiar la persiana por otra de estas características.

Si sus persianas son de madera, su peso impedirá su accionamiento, sobre todo, en huecos de grandes dimensiones. Además, suelen estar integradas en cajones también de madera que por lo que se filtra fácilmente el frío y el calor, incrementando gasto en calefacción o y aire acondicionado, repectivamente. En ambos casos, al cambiar la persiana, conseguirá un alto nivel de aislamiento térmico y acústico y un mayor grado de eficiencia energética en su domicilio.

En Persiluxe podemos instalar un motor de persiana para accionarla con un interruptor de pared o mando a distancia, de forma más fácil y cómoda y con todas las garantías.

 

Ventanas de PVC